Crianza

Frases míticas a madres primerizas

Cuando eres madre, sobre todo primeriza, tienes que escuchar de todo. Al principio, cuando solo estás embarazada, te hace gracia que el mundo entero se dedique a darte consejos y te crees superior a todo lo que te dicen; te imaginas que cuando tengas a tu hijo serás igual de fuerte. Pues no. Es nacer tu hijo y, al ver ese pedacito de ti tan pequeño, todos son dudas. ¿Y a quien haces caso ante esas dudas? A las personas más cercanas a ti. Pero no nos damos cuenta (o no estamos al 100% para pensar con claridad) que no tienen porque llevar la razón. Y esto lo aprendemos cuando ya nos sentimos seguras en nuestro papel de madre, no antes.

Hoy te enseño las cinco frases que he tenido que escuchar (entre muchas otras) y que más que aconsejarme, me han hecho dudar de todo.

  1. Te voy a comprar un biberón porque tu no vas a tener leche. Esta frase la escuché de boca de un familiar cercano y embarazada ya de bastantes semanas. ¿En que se basaba para decirme eso? Pues no lo tengo muy claro, pero supongo en que no tengo mucho pecho (o no tenía, ahora con la lactancia ha aumentado muchísimo) y aún hay mucha gente que piensa que tener poco pecho es no tener leche.
  2. Esa barriga no te las vas a poder quitar nunca. Esta es una frase con muy mala leche. Sea estando embarazada o ya con el niño en brazos, no hace falta hablar sobre los kilos de más. Sabemos que con el embarazo se gana peso, pero normalmente después de dar a luz y con unos meses de dieta equilibrada, se acaban yendo. Te lo dice una que engordó casi 20 kilos.
  3. Si no engordas durante tu embarazo, algo va mal. Para que veas que la gente habla por hablar, al principio de mi embarazo adelgacé un par de kilos y eso ya significaba que algo iba mal. No es raro que el primer trimestre pierdas kilos en vez de ganar. Las náuseas, los vómitos, no tener ganas de comer… Y es no significa que algo vaya mal ni que tengas problemas en tu embarazo.
  4. Si no meriendas, no vas a tener leche. Esta frase la he escuchado ya de boca de varias personas. Cambia el meriendas por cenas, comes, desayunas… Con la lactancia es importante mantener un nivel normal de calorías y alimentarte de forma sana, pero si un día tienes analítica y desayunas más tarde, le vas a poder dar el pecho igual. Y si no meriendas porque te encuentras regular o por cualquier otro motivo, lo mismo.
  5. Este niño tiene mamitis, por eso no quiere estar con extraños. Bravo. Me alegro que mi hijo tenga mamitis con dos meses. Eso significa que el vínculo entre mi hijo y yo se está creando de forma positiva. Y si con cinco, siete o diez años sigue sin querer irse con extraños, igual también es positivo.

Por desgracia, hay muchas más frases y hay algunas que de verdad pueden hacer daño cuando eres primeriza o cuando estás en momentos de bajón como puede ser justo después de dar a luz. Poquito a poco, te das cuenta de que tu eres la dueña de la situación y ya no sufres por estas frases sin sentido.

Y a ti ¿que frase que te han dicho te ha sorprendido más? ¿aceptas estos consejos callada o eres más de responder?

Anuncios

2 comentarios sobre “Frases míticas a madres primerizas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s